Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


Channel Description:

¿Has pensado alguna vez cuantas historias se esconden tras un retrato? Pues ésas son las que componen lo que llamamos "Historia".

older | 1 | 2 | (Page 3) | 4 | 5 | .... | 14 | newer

    0 0
  • 11/22/14--10:57: CURIOSIDADES -164-
  • "Diecisiete putas para desvirgar al Rey"



    La hermosísima Marquesa de La Vrillière*, de 36 primaveras, fue escogida de entre la flor y nata de la aristocracia femenina de la corte de Versailles para convertir en hombre al inexperto, joven y adolescente rey Luis XV, de entonces casi 14 años, contando sobre su gran experiencia con el sexo masculino. Tenía en su haber a varios amantes, de entre los cuales se distinguía al hermoso Marqués de Nangis. El primer encuentro con el rey fue un sonado fracaso. Pese al 'savoir-faire' de la experimentada marquesa, el rey se quedó frío e inmune a sus 'artes' cual estátua de mármol. Se escogió entonces a la deliciosa Duquesa d'Epernon para llevar al éxito una misión en la que había fracasado estrepitosamente su predecesora. Tampoco consiguió excitar al adolescente ni acabar con su virginidad, ni ella ni quince otras damas escogidas con sumo cuidado y venidas a ofrecer sus 'servicios', una tras otra.

    El chismoso memorialista y abogado parisino Barbier se hizo eco del asunto:

    "Es una pena, ya que está bien formado y es un hermoso príncipe, pero si ése es su gusto ¿qué se le va a hacer? Está en situación de hacer lo que le plazca."

    Poco después, todo París conoció el asunto y surgió una canción malévola que se oía por doquier y en cada esquina de las calles de la capital.

    La Marquesa de La Vrillière no tiró la toalla. Volvió a la carga y, finalmente, triunfó con la promesa de que hicieran a su marido duque. Por desgracia, su marido falleció sin haber obtenido el tan ansiado título en setiembre de 1725. La Marquesa Viuda no se echó atrás en sus ambiciones; contrajo nuevamente matrimonio con Paul-Jules de La Porte-Mazarin, Duque de Mazarin (1666-1731) el 14 de junio de 1731, convirtiéndola por fin en duquesa y viuda de nuevo ¡al cabo de 3 meses!


    (*)_Françoise de Mailly, Marquesa de La Vrillière (1688-1742), era la hija del Conde Louis de Mailly y de Anne-Françoise de Sainte-Hermine, y casó con el secretario de Estado Louis Phélypeaux, Marqués de La Vrillière, el 1 de setiembre de 1700, al que le dio 3 hijas y un hijo.

    0 0

    LISTA DE LAS AMANTES DE FELIPE II, DUQUE DE ORLÉANS, REGENTE DE FRANCIA 1715-1723.



    Felipe II, XIIIº Duque de Orléans y Primer Príncipe de la Sangre (1674-1723), era el nieto del rey Luis XIII y de Ana de Austria, hijo de "Monsieur" hermano menor del rey Luis XIV y de su segunda esposa la Princesa Palatina Elisabeth Charlotte de Baviera, Duques de Orléans. Ostentó desde su nacimiento el título subsidiario de Duque de Chartres, hasta el fallecimiento de su padre en 1701. En 1692, contrae matrimonio con la hija legitimada de su tío el rey habida con la Marquesa de Montespan, Françoise-Marie de Borbón, conocida como Mademoiselle de Blois. La pareja, mal avenida, tendría sin embargo 8 hijos (7 hijas y 1 varón). De este modo, el príncipe no solo es el sobrino carnal sino también el yerno del rey Luis XIV. Pero, fuera de su infernal matrimonio con "Madame Lucifer", tal y como la apodaba el propio Duque de Orléans, éste lleva una vida paralela con sucesivas amantes y favoritas más o menos oficiales que le traerían por lo menos 3 bastardos, de los que se ocuparía bien poco.

    En 1715, a la muerte del rey Luis XIV, el Duque de Orléans se convierte en el regente de Francia en nombre del joven Luis XV, de tan solo 5 años de edad. Su regencia duraría hasta octubre de 1722, fecha en que es proclamado mayor de edad y coronado Luis XV. En ese momento, y tras cesar en sus funciones de regente, el joven rey le concede el cargo de Primer Ministro tras el fallecimiento del Cardenal Dubois a inicios de agosto de 1723. Su ejercicio al frente del gobierno duraría poco, al morir súbitamente el 2 de diciembre del mismo año, fulminado por una apoplejía a la edad de 49 años.

    LAS AMANTES & SUS BASTARDOS

    1. Léonore, hija del conserje del Palais-Royal.
    hacia1688; una hija bastarda nacida en 1689.

    2. La Grandval, actriz.
    hacia 1690.

    3. Charlotte Desmares, actriz de la Comedia-Francesa (1682-1783).
    Hacia 1696, luego en 1698, finalmente en 1706; una hija bastarda nacida en 1702, llamada Angélique de Froissy, Condesa de Ségur.

    4. Florence Pellerin, bailarina de la Opéra. Hacia 1696; un hijo bastardo nacido en 1698, Abad de Saint-Albin y posteriormente obispo-duque de Laon y luego arzobispo-duque de Cambrai. Es posteriormente amante del Príncipe de Léon, heredero del Duque de Rohan y madre de varios de sus bastardos.

    5. Marie-Louise Victoire Le Bel de La Boissière de Séry, Condesa d'Argenton (1684-1748) « Mademoiselle de Séry », Damisela de Honor de Madame la Duquesa de Orléans.
    Hacia 1700; un hijo bastardo nacido en 1702, llamado el Caballero Jean-Philippe de Orléans, Abad de Hautvillers, Gran Prior de la Orden de Malta y Grande de España.

    6. Mademoiselle Pinet de La Massonière.
    Amante del Rey Luis XIV hacia 1706; hubo presumiblemente un bastardo.

    7. La Duquesa de Gesvres.

    8. Madame de Paramont.

    9. Marie-Marguerite Rouxel de Médavy, Marquesa de Flavacourt (1679-1743).

    10. Madeleine-Louise Charlotte de Foix-Rabat, Condesa de Sabran (1693-1768), también amante del 3er. Duque de Richelieu, Mariscal de Francia.
    Hacia 1715.

    11. Marie-Madeleine Coatquer o Coskaer de La Vieuville, Condesa de Parabère (1693-1755). Hacia finales de 1715 hasta 01/1721.

    12. La Duclos, actriz.

    13. Claudine-Alexandrine Guérin, Marquesa de Tencin (1682-1749).

    14. Madame du Brossay.

    15. Las dos Hermanas Souris, bailarinas.

    16. La Duquesa de La Rochefoucauld.

    17. La Duquesa d’Arpajon.

    18. La Duquesa de Saissac.

    19. La Condesa de Verrua.

    20. Mademoiselle de Portes.

    21. Madame de Mouchy.

    22. Jeanne-Agnès Berthélot de Pléneuf, Marquesa de Prie (1698-1727). También amante del Duque de Borbón y 7º Príncipe de Condé.

    23. Marie de Vichy-Chamrond, Marquesa du Deffand (1697-1780).

    24. Sophie de Brégy, Condesa d’Averne.

    25. Marie-Thérèse Blonel d’Haraucourt, Duquesa de Fallari (1697-1782).
    Hacia 11/1720 hasta 01/1721.

    26. Emilie Dupré, bailarina.

    27. La Le Roy, chica de la Opéra.

    28. Mademoiselle Cavalier.

    29. Madame de Cursay.

    30. La Princesa de Léon.

    31. La Duquesa d'Albret.

    32. La Duquesa de Villars (conocida como la Mariscala de Villars).

    33. Mademoiselle de Chausseraye.

    34. Francoise de Mailly (1688-1742), Marquesa de La Vrillière y luego Duquesa de Mazarin. Fue también la 1ª amante del Rey Luis XV, además de tía y tutora de la Duquesa de Châteauroux y de la Marquesa de Flavacourt.

    35. Madame Hervaux.

    36. La Marquesa de Nicolaï.

    37. Madame Lévesque.
    Hacia 1722.

    38. Madame Houel (sobrina de la Condesa de Sabran).
    Hacia 06/1723.


    0 0
  • 11/27/14--05:40: CURIOSIDADES -165-
  • "Un Rey y Padre Infernal"



    El Rey Federico-Guillermo I de Prusia, Elector de Brandenburgo (1688-1740), más conocido como "El Rey Sargento" (apodo que le otorgó su cuñado Jorge II de Gran-Bretaña: der Soldatenkönig, literalmente el Rey-Soldado), era el extraño sucesor de aquel pomposo y megalómano Elector Federico III de Brandenburgo, convertido en 1701 en el 1er Rey en Prusia con el ordinal de Federico I (1657-1713) y de la inteligente princesa Sofía-Carlota de Hannover. Casado con la distinguida, refinada y culta princesa Sofía-Dorotea de Hannover - su prima y hermana del rey Jorge II de Gran-Bretaña-, era padre de catorce hijos entre los cuales se encontraba su presunto heredero el futuro Federico II "El Grande". Si siempre fue fiel a su consorte, sus celos no tenían límite y no toleraba que sus cortesanos le hicieran la corte.

    Protestante espartano y piadoso, convirtió su reino en un estado militarizado y su corte en un gigantesco cuartel, acabando con la fastuosidad y pompa que caracterizó el reinado de su padre, el rey Federico I. Sus únicas residencias se fijaron fuera de Berlín: en el Palacio Real de Potsdam y en su amado castillo campestre de Wusterhausen, austeramente amueblado y que servía para la temporada de caza. Para enderezar las finanzas del Estado, Federico-Guillermo I impondrá a su corte y a si mismo un rigor presupuestario implacable; de los 142 cargos existentes en la corte de su progenitor, los reduce a 47, y deja a la mitad el número del servicio doméstico; también despide a todos los artistas de la corte y, en su 1er año de reinado, los gastos se redujeron drásticamente al 80% . Tampoco le tiemblan las manos a la hora de convertir en dinero contante y sonante todos los objetos de lujo y artísticos acumulados por sus padres, mandando venderlos en subasta, incluídos los hermosos carruajes reales y los mejores vinos de la real bodega paterna. Sin embargo, su ejército de 40.000 hombres, que era la niña de sus ojos, dobló sus efectivos hasta alcanzar los 83.000.

    Si para su pueblo fue un padre severo, para su familia fue un verdadero monstruo castrador.

    Las crónicas definen al segundo monarca prusiano como un auténtico maltratador, un bestia, un hombre brutal, insensible, cruel y véase psicópata. Con su estatura de 1,75 metros, era un hombre obeso, de aspecto ingrato, grosero y paquidérmico, que solo encontraba placer llenándose el buche de salchichas, cerveza y vino del Rhin, llegando a alcanzar los 130 kgrs. de peso. Pese a los esfuerzos de su madre, la reina filósofa, nunca quiso aprender el francés y siempre habló mal el alemán. Detestaba a los escritores, que tachaba de "meatintas", la música y todo lo que oliera a cultura e intelectualidad. Solo daba importancia a la actividad física, a la caza, a la vida espartana del militar. Nunca enfundaba traje alguno que no fuera su querido uniforme y vivía con gran austeridad, sin lujos ni refinamientos. De carácter violento, colérico y despótico desde temprana edad, repartía patadas y bastonazos a diestro y siniestro sin importarle el rango de sus víctimas.



    Sus grandes aficiones eran su ejército (su gran obsesión y su único amor, sobretodo sus adorados soldados gigantes que conformaban su guardia personal), la caza y sus reuniones del "Tabakskollegium" en las que, rodeado de sus generales, fumaba en pipa y se emborrachaba bebiendo enormes jarras de cerveza, una tras otra hasta altas horas de la noche. Podemos imaginarnos el nivel de las conversaciones que tenían lugar en ellas. En aquellas reuniones, obligaba a sus aún jóvenes hijos varones a participar activamente: tenían que fumar, beber y reír como los adultos. Pero a su heredero no le agradaban esas costumbres tan groseras y, en muchas ocasiones, percatándose Federico-Guillermo I que hacía muecas de disgusto, vaciaba su jarra sobre su cabeza, le abofeteaba o tiraba del pelo para humillarle ante todos. En las cacerías, el Rey le obligaba a acompañarle y le prohibía llevar guantes cuando en el termómetro marcaba 10 grados bajo cero. No había día en que tratara a Federico de "pequeño marquesito francés", supremo insulto que utilizaba para remarcar sus amaneramientos, que le sacaban literalmente de quicio.

    Federico-Guillermo I hacía extensiva su enfermiza crueldad y maltrato contra su hijo mayor, a sus demás hijos. En las comidas, escupía sus gargajos en los platos antes de servirlos a los príncipes y les forzaba a comerlos, estallando en carcajadas cuando éstos empezaban a vomitar de puro asco en la mesa real. Por lo demás, también se llevaban su ración de insultos y palizas en público. En resumen, fue un padre "encantador" convencido que, educando con mano dura a su prole, los convertiría en personas de provecho, honestas, rectas y piadosas como él.


    0 0
  • 11/27/14--13:03: Anécdotas Históricas -259-


  • Anne Thoynard de Jouy, Condesa d'Esparbès (1739-1825) era por parte de madre pariente de la familia Le Normant d'Étioles, lo que la convertía en una prima por cortesía de la Marquesa de Pompadour, favorita oficial del rey Luis XV de Francia. Gracias a su matrimonio con el linajudo Jean-Jacques Pierre d'Esparbès de Lussan du Gout, Conde d'Esparbès (en 1758), la joven condesa de 19 años fue presentada en la corte de Versailles.



    En la corte, Madame d'Esparbès es admitida en la intimidad de Madame de Pompadour y forma parte de esas hermosas parientes de las que la favorita le encanta rodearse, para permitir al Rey tomarse la libertad, de cuando en cuando, de coquetear sin alejarse de ella. Es, de hecho y con todo el afecto y según una divertida moda de la corte que la marquesa, designando a su joven prima, que la llama "la salope" (la guarra). Todo hay que decirlo, la joven no se anda con rodeos en sus coqueteos y ha pertenecido a todo el mundo, lo que le vale el apodo de "Madame Versailles", dejando entender que había abierto la puerta de su alcoba a todos los cortesanos. Luis XV no será una excepción en su lista de amantes ocasionales; divertido por su absoluta falta de virtud, se la lleva a la cama y, si hemos de creer al escritor Chamfort, tuvieron la siguiente y asombrosa conversación de "sobrecama":

    -"Te has acostado con todos mis súbditos." Suelta el rey.

    -"¡Ah, Sire!"

    -"Has tenido al Duque de Choiseul."

    -"¡Es tan poderoso!"

    -"Al Mariscal de Richelieu."

    -"¡Tiene tanto ingenio!"

    -"A Monville."

    -"¡Tiene tan bonitas piernas!"

    -"Desde luego; pero ¿el Duque d'Aumont, que no tiene ninguna de esas cosas?"

    -"¡Ah, Sire! ¡Es tan devoto de Su Majestad!"



    Prontamente dejada y reemplazada por otra, no tarda en convertirse en la experimentada amante del joven Duque de Lauzun, al que desvirgará y enseñará las artes amatorias en 1763. Después de su joven y guapo pupilo, se convierte en la amante oficial del Príncipe de Condé, lo que no le impedirá postular por el puesto de favorita real tras el fallecimiento de la Marquesa de Pompadour, erigiéndose en la rival de la Duquesa de Gramont, hermana del ministro Choiseul. Si ésta tiene el apoyo de los hermanos Pâris y de su propio hermano, Madame d'Esparbès es avalada por el Príncipe de Soubise, amigo íntimo del rey. Y triunfa cuando, la Duquesa de Gramont, mujer cabezona, sin gran belleza y un poco masculina, se ofrece a Luis XV con tanto descaro que éste, hombre tímido, rehusa tomarla y la lleva hasta la salida de su cuarto. Sin embargo, la relación entre Madame d'Esparbès con el rey, que pareció ir viento en popa en sus inicios, fue arruinada por una malévola intriga del Duque de Choiseul, en la que quedó desacreditada y exiliada en Montauban. La anécdota es bastante cruel ya que, poco antes de serle notificada la orden de exilio, la Condesa d'Esparbès se encuentra subiendo por la gran escalera cruzándose con Choiseul y éste, ante toda la corte, le suelta con mofa:

    -"Bueno pequeña, ¿cómo van sus asuntos?"



    La frase se hizo tan popular que la pobre pretendiente no pudo levantarse del golpe propinado. Luis XV, que detestaba las indiscreciones y el ridículo, la echó de la corte. Tan solo después de la caída del ministro, la condesa pudo volver a Versailles.

    Anécdota de: Anne Thoynard de Jouy, Condesa d'Esparbès (1739-1825) / Luis XV, Rey de Francia y de Navarra (1710-1774) / Étienne-François de Choiseul-Stainville, 1er. Duque de Choiseul (1719-1785).


    0 0
  • 11/29/14--00:48: Cita de la Semana


  • "Hay dos formas de conquistar y esclavizar una nación. Una es a través de la espada y otra es a través de la deuda."

    Frase de: John Adams, IIº Presidente de los Estados Unidos de América (1735-1826), político y estadista.


    0 0
  • 12/01/14--12:26: CURIOSIDADES -166-
  • "Intercambio Equino"



    El 10 de diciembre de 1710 tuvo lugar la batalla de Villaviciosa (Guadalajara), punto de inflexión en el transcurrir de la Guerra de Sucesión Española, ya que junto con la batalla de Brihuega -también en Guadalajara- que tuvo lugar 2 días antes, marcó el final de la ofensiva que había llevado al archiduque Carlos de Austria a ocupar Madrid.



    En cualquier caso, fue en esa batalla que tuvo lugar en Villaviciosa de Tajuña, cuando se asistió a uno de esos momentos que pudieron cambiar la historia, ya que el rey Felipe V estuvo a punto de perder en ella la vida. Fue gracias a la iniciativa del militar Antonio Benavides Bazán y Molina (1678-1762), y en plena batalla, cuando se intercambiaron él y Felipe V las monturas para evitar que éste fuese el objetivo de la artillería de los aliados. Convertido en el blanco del enemigo, Benavides y su blanca montura recibieron los impactos: él salió malherido pero el caballo se llevó la peor parte.


    0 0
  • 12/01/14--12:43: MÚSICA: Simon Boswell
  •  
    "COUSINE BETTE / LA PRIMA BETTE"
    Banda Sonora de Simon Boswell, 1998.
    "Four Horsemen of the Apocalypse"
     



    0 0
  • 12/05/14--04:44: Cita de la Semana


  • "El que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos."

    Frase de: Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645), escritor y poeta.


    0 0
  • 12/06/14--03:53: CURIOSIDADES -167-
  • "La Princesa Escritora"



    La Princesa Elisabeth-Charlotte de Baviera-Palatinado, Princesa Palatina del Rhin (1652-1722), segunda esposa de "Monsieur" Felipe de Francia, Duque de Orléans y cuñada del rey Luis XIV, más conocida como "La Palatina" o "La Princesa Palatina", fue entre otras cosas, una escritora compulsiva. A lo largo de sus cuarenta años de vida en la corte de Versailles, no escribió menos de 60.000 cartas dirigidas en su mayoría a su adorada tía paterna la Electriz Sofía de Hannover y a sus otros parientes alemanes. En ellas se desahogaba sin florituras y en un lenguaje extraordinariamente moderno, de todo cuanto soportaba, sentía, escuchaba o veía a diario en la corte francesa. No había día en que no echase mano de la pluma para plasmar en papel los hechos diversos o expresar sus sentimientos con toda la crudeza imaginable, y eso, a pesar de su empleo del tiempo siempre lleno de compromisos, esclava de una vida cortesana programada al minuto y que ocupaban la mayor parte de sus jornadas.
    De esa fabulosa correspondencia de 60.000 cartas, llenas de un lenguaje vivaz y franco, tan solo se han conservado 6.000 que, a día de hoy, se encuentran preciosamente encuadernadas, conservadas y depositadas en la biblioteca del Castillo de Chantilly. Constituyen, todas ellas, un retrato vivo de la época de Luis XIV.

    0 0
  • 12/06/14--13:41: CURIOSIDADES -168-
  • "Bodas Blancas"



    Cuando el 30 de junio de 1670, falleció súbitamente la Duquesa de Orléans (Enriqueta-Ana, nacida Princesa de Inglaterra, Escocia e Irlanda), Luis XIV se puso a buscar una nueva esposa para su hermano, con la idea de asegurar la sucesión al trono galo. El rey mismo no había tenido más que un hijo varón superviviente de los seis habidos con su consorte española, y su bella cuñada inglesa, la difunta "Madame", solo pudo dar a luz a cuatro retoños de los que solo sobrevivieron dos niñas. La situación era pues crítica.



    Gracias a la oportuna intromisión de la intrigante Princesa Ana de Gonzaga, Princesa Viuda del Palatinado, que defiende la candidatura de su sobrina política, Luis XIV negociará con ésta el enlace de "Monsieur" con la Princesa Elisabeth-Charlotte del Palatinado (1652-1722), de 19 primaveras y apodada "Liselotte".
    Lejos de ser guapa y femenina, más bien todo lo contrario, la futura novia alemana tampoco aporta una sustanciosa dote, y para colmo es protestante y culta. A esto se une un carácter fuerte, sin dobleces, y un habla franca, amén de un andar de "granadero" que resulta chocante. La casan igualmente y por poderes en Metz, después de haber abjurado de su religión para abrazar la fe católica en un par de horas. El encuentro con el novio se produce finalmente en Châlons-sur-Saône y es en su catedral que ambos son casados (21 de diciembre de 1671).

    Felipe de Francia, Duque de Orléans (1640-1701) tiene entonces 12 años más que su flamante esposa germana, y no siente ningún interés por las mujeres. Es una "loca" perfumada y enjoyada, rodeada de solícitos favoritos bien plantados, que le encanta disfrazarse de mujer y perder su tiempo en frivolidades. Se casa por deber dinástico, no por gusto, igual que en 1661, cuando casó con la Princesa Enriqueta-Ana de Inglaterra. Por eso la noche de bodas, en la que los recién casados son ceremonialmente conducidos a la cámara nupcial y acostados en el mismo lecho para consumar su unión, ambos se mirarán como dos perros de porcelana y, finalmente, dormirán plácidamente sin tocarse ni un pelo, como dos perfectos extraños. Del mismo modo que se acostó, Liselotte se despertó: virgen.

    En el viaje hacia la capital, el duque y la duquesa irán al encuentro del rey Luis XIV y de la corte en el Castillo de Villers-Cotterets (una de las propiedades de los Orléans), y después de las formalidades, Monsieur le enseñará su propio Versailles, el fabuloso Castillo de Saint-Cloud, que será el nuevo hogar de Liselotte y del cual se siente extraordinariamente orgulloso. Será entonces cuando la flamante duquesa caerá en la cuenta que su extraño marido prefiere dormir con sus favoritos antes que con ella, al sorprenderle en la cama con dos de ellos.

    Puesto que en ese matrimonio no hay lugar para el placer pero sí para el deber, el Duque de Orléans se esforzará en cohabitar con ella para cumplir con su objetivo: obtener descendencia masculina apta a la sucesión real. Para ello, Monsieur recurrirá a un remedio sorprendente, rodeando su miembro viril con rosarios y medallitas de santos previamente bendecidas para obtener la deseada erección.
    Prueba de que el remedio funcionó, fue el nacimiento del primer hijo: un varón llamado Alejandro-Luis en 1673! Un segundo nacería en 1674 y, después de dar a luz a una niña en 1676, Monsieur y Madame deciden, de mutuo acuerdo, separarse amigablemente y llevarse bien, cada uno en sus respectivos aposentos.

    Los cortesanos dijeron entonces con humor, sobre la extraña pareja: "...que Monsieur es mucho más Madame, y Madame es mucho más Monsieur!"
     

    0 0
  • 12/08/14--13:11: EL TERROR DE ROBESPIERRE
  • Personas guillotinadas durante el terror
     
     
    Os ofrezco un pequeño extracto de la interminable lista de las víctimas del Régimen de Terror instaurado por el gobierno revolucionario de Robespierre, y que supuso la instauración del juicio rápido y la condena a muerte expeditiva de muchísimas personas, privadas de toda defensa y de cualquier medio para rebatir las acusaciones del jurado. Cualquiera que fuera arrestado y llevado ante esos tribunales, sabía de sobras que acabaría en el cadalso. Las denuncias arbitrarias se multiplicaron: por venganza, por odio, por miedo o por simple placer de verlos subir por los peldaños del cadalso, los indefensos acusados acababan con sus cabezas cercenadas y sus cadáveres tirados en enormes fosas comunes. En los años de 1793 y 1794, la guillotina no cesó de funcionar. Las plazas donde se erguía "Madame Guillotine" llegaron a convertirse en inmensas charcas de sangre que, en épocas calurosas, resultaban nauseabundas e irrespirables para espectadores y transeúntes, como la actual parisiense Plaza de la Concordia.



    -Antoine Philippe de La Trémoïlle, príncipe de Talmond, nacido en 1765, ex-aristócrata ejecutado el 7 Pluvioso del Año II (1794), condenado por el tribunal de la comisión militar de Rennes. Se le acusa de ser jefe de asaltadores de caminos de la Vendée.

    -Charles Auguste Godefroy, príncipe de La Trémoïlle, clérigo de 29 años, guillotinado el 27 prairial Año II, encontrado culpable de ser fiel al papa de Roma por el tribunal revolucionario de París.

    -Marie Félicitée de Launay, esposa de Burcke, edad 25 años, residente en París, acusada por el tribunal revolucionario de París de haber conservado sus títulos de nobleza y sus blasones. Guillotinada el 19 messidor del Año II.

    -Paul Launay, 18 años, voluntario del 4º batallón de Seine-et-Oise, nativo de Dourdan, guillotinado el 17 messidor del Año II en París, por haber gritado "¡Viva el Rey!¡Viva la Reina!¡Mierda para la República!"

    -Pierre de Montmorency-Laval, 25 años, nativo de París (departamento del Sena), guillotinado el 29 prairial del Año II (1794), por sospecha de conspiración.

    -Marie Gabrielle Le Chapt, 60 años, viuda del marqués de Peissac, nacida en Action (Périgord), domiciliada en Marly, acusada de correspondencia con emigrados. Guillotinada el 17 pluvioso Año II.

    -Charles Joseph Lécuyer, mayor general de caballería de Bélgica, 59 años, nacido en Charleville (departamento de las Ardenas), encontrado cómplice del general Dumouriez y culpable de conspiración, guillotinado en París el 14 de junio de 1793.



    -Anne Louis François-de-Paule Le Fèvre d'Ormesson de Noiseau, 42 años, magistrado, hijo del ex-presidente del Parlamento de París, diputado de la Asamblea Constituyente. Guillotinado el 1 floreal Año II, por haber protestado contra la autoridad revolucionaria y acusado de conspiración.

    -Charles Philibert Gaston, conde de Lévis-Mirepoix, mariscal de campo de 41 años, ex-miembro de la Asamblea Constituyente de París, acusado de conspiración y guillotinado en París el 8 prairial Año II.

    -Félix Victor Locquet de Grandville, 34 años, noble de Bretaña, sospechoso de conspiración, guillotinado el 18 de junio de 1793.



    -Louis Marie Athanase de Loménie, conde de Brienne, ex-ministro de la Guerra y alcalde de Brienne, edad 64 años, sospechoso de conspiración, guillotinado en París el 21 floreal Año II.

    -Charles de Loménie, vizconde de Brienne, hijo del precedente, 33 años, ex-caballero de la Orden de San Luis y de la Orden Norteamericana de Cincinnatus, sospechoso de conspiración, guillotinado con su padre el 21 floreal Año II.



    -Nicolas, barón de Luckner, nacido en 1722, edad 72 años, teniente general desde 1763, mariscal de Francia en 1791, comandante del ejército del Rhin y del Norte, sucesor del mariscal de Rochambeau en 1792. Sospechoso de traición, suspendido y arrestado en 1793 en Metz. Guillotinado el 13 nivosio Año II en París.

    -Charlotte Felicité de Luppé, marquesa de Charry, 27 años, nacida en Versalles y residente en París, arrestada y encarcelada por haber intentado emigrar. Guillotinada el 15 frimario Año II, tras previo exámen médico sobre su posible estado de embarazo.

    -Geneviève F. de Manneville, marquesa viuda de Colbert-Maulévrier, 63 años, oriunda de Rouen, residente en París. Guillotinada el 8 thermidor Año II, acusada de conspiración y por haber emigrado para reunirse con su hijo emigrado, y luego volver a Francia el 22 de mayo de 1792.



    -Philippe de Noailles, duque de Mouchy, mariscal de Francia, 79 años, acusado de ser contra-revolucionario (de hecho totalmente senil), guillotinado con su esposa y su hija Dominique, de 53 años (completamente sorda), esposa del vizconde de Noailles, bajo sospecha de conspiración, el 9 messidor Año II.

    -Geneviève de Gramont, condesa viuda d'Ossun, 44 años, viuda de un mariscal de campo y ex-dama de compañía de la Reina, acusada de conspiración (sin pruebas, para variar), guillotinada el 8 thermidor Año II.

    y la lista sigue, imparable, donde se encuentran hasta humildes granjeros, prostitutas, comerciantes, soldados rasos, nobles que habían apoyado la revolución de 1789, viudas, esposas e hijas que, por el mero hecho de tener un parentesco con un sospechoso, eran por igual acusadas de "conspiración", o simplemente porque un vecino o vecina envidiosa les denunciaba sin aportar pruebas... La sangría se interrumpió al caer Robespierre y su gobierno gracias a un golpe de Estado de la oposición, harta de ese genocidio indiscriminado.

     
    Grabado de 1794 que reza: "Robespierre ejecuta al último francés"; tras él, grabado en un monumento funerario, la frase de "Aquí yace toda Francia".
     

    0 0
  • 12/12/14--01:38: Cita de la Semana


  • "Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes."

    Frase de: Marie-Joseph Paul Yves Roch Gilbert du Motier, 4º Marqués de La Fayette (1757-1834), general y político.


    0 0

    JEAN-PAUL MARAT
    1743 - 1793
     
     
    Nació en 1743, en la localidad suiza de Boudry, Cantón de Neuchâtel, y falleció asesinado en París, en 1793. Marat era un francés de origen suizo, hijo de un médico calvinista español que huyó de Cerdeña para instalarse en Suiza.

    En 1759, abandona el hogar familiar para cursar sus estudios de medicina en Toulouse, Burdeos y París, viajando posteriormente por Europa antes de afincarse en Gran-Bretaña, en 1765, en calidad de médico y veterinario. Viviría durante un tiempo en Newcastle, rindiendo servicios bastante apreciados como para recibir un diploma de ciudadano de honor.

    Paralelamente, escribiría "The Chains of Slavery" (Las Cadenas de la Esclavitud) en 1774, que no llegaría a publicarse en Francia hasta el año 1792; era un panfleto bastante violento denunciando los "oscuros atentados de los príncipes contra los pueblos". Se puede decir que, por entonces, ya daba muestras de lo que iba a ser su ideología.

     
    Retrato del Príncipe Carlos Felipe de Francia, Conde d'Artois (1757-1836).


    Regresado en Francia en 1776, se convierte en médico de los Guardias-de-Corps del Conde de Artois (hermano menor del rey Luis XVI), de 1777 a 1783. Intentará entonces confirmar su reputación científica, intentando experimentos sobre el fuego (Búsquedas Físicas sobre el Fuego, 1780), sobre la Luz (Descubrimientos sobre la Luz, 1780) y sobre la electricidad (Búsquedas sobre la electricidad, 1782). Publicaría también memorias sobre las verdaderas causas de los colores que presentan los objetos de vidrio, las pompas de jabón y otras materias diáfanas extremadamente finas. Rechazado por la Academia de las Ciencias, que desaprueba sus trabajos, se convierte en un personaje frustrado y extremista.



    Las condiciones creadas por la reunión de los Estados-Generales y la liberalización más o menos relativa del régimen de prensa, hicieron de Marat un periodista implicado y uno de los teóricos más escuchados del pueblo parisiense. Las ideas políticas que difundía en su periódico, "L'Ami du Peuple" (El Amigo del Pueblo), evolucionan a medida que se precisan los ataques de los aristócratas, contra los cuales no cesó jamás de poner en guardia, hasta el punto de ser apodado "Casandro-Marat" por su rival Camille Desmoulins. Denunció a los ricos que militaban en las filas del Tercer Estado, y que pasaban su tiempo sacando provecho de los cambios políticos y sociales. Criticó los falsos ídolos de la opinión pública, tales como Jacques Necker, el Marqués de Mirabeau y el Marqués de La Fayette. Acusó a la reina Maria-Antonieta de intrigar con su "comité austríaco", y al general Dumouriez de trahición.



    A partir de la toma de La Bastilla, el 14 de julio de 1789, Marat adopta una posición clara: según él, unas quinientas cabezas cortadas permitirían romper con el pasado. En 1791, hace un llamamiento para que se aplique la prohibición de voto de los prelados, de los financieros y de los oficiales del Rey. En 1792, confiesa su esperanza en una "dictadura suprema" que permita instaurar la auténtica revolución. Sus posiciones extremistas conducirían a las tremendas Masacres de Septiembre, en 1792.



    Elegido en la Convención, sienta con los Montañeses que, en su mayoría, desconfían de él. Elegido presidente del Club de los Jacobinos el 5 de abril de 1793, promueve enseguida una encarnizada lucha contra los Girondinos, pidiendo la destitución de sus miembros. En respuesta, los Girondinos atacan a la dictadura montañesa simbolizada por el triumvirato de los diputados parisinos: Robespierre, Danton y Marat.

    Su combate contra los Girondinos acaba el 2 de junio de 1793, fecha en que la Convención, bajo amenaza de insurrección parisina que Marat ha atizado y promueve, los elimina. Este acontecimiento lleva a la formación de un gobierno mayoritariamente jacobino.



    Marat nunca lo sabría, pero los odios que suscitó conducirían a su asesinato a manos de Marie-Anne-Charlotte de Corday d'Armont, "Charlotte Corday", el 13 de julio de 1793. La República le concedería unos grandiosos funerales, siendo su cuerpo inhumado en los jardines del antiguo convento de los Cordeliers. Sobre su tumba se grabaron esas palabras: Aqui yace Marat, el amigo del pueblo asesinado por los enemigos del pueblo, el 13 de julio de 1793.

    El 21 de septiembre de 1794, un decreto le hace "inmortal" y se desentierran sus restos para darle nueva sepultura en el Panteón. El 16 de noviembre, la República le hace el siguiente elogio: "Como Jesús, Marat amó ardientemente al pueblo y tan solo le quiso a él. Como Jesús, Marat odió a los reyes, los nobles, los sacerdotes, los ricos, los canallas y, como Jesús, no cesó de combatir a esas pestes de la sociedad".

    El 8 de febrero de 1795, la reacción thermidoriana hizo votar un decreto estipulando que los honores del Panteón no podrían ser concedidos a cualquier ciudadano, con un mínimo de diez años después de su muerte. En consecuencia, y de nuevo, los restos de Marat fueron exhumados y llevados al cementerio contiguo de Sainte-Geneviève.


    Charlotte Corday, la vengadora de los inocentes


    Marie-Anne Charlotte Corday d'Armont nació el 27 de julio de 1768, en la localidad de Les Champeaux, en la granja du Ronceray, una casa típica comprada por su padre en 1765. Charlotte era el cuarto retoño de una familia de la pequeña nobleza provincial: su madre se llamaba Charlotte-Marie Gautier des Authieux y su padre Jacques-François de Corday d'Armont, biznieto de Marie Corneille, hermana de Thomas y de Pierre Corneille, el célebre dramaturgo francés del siglo XVII.

    En pleno Terror, Charlotte Corday se hizo célebre asesinando a Jean-Paul Marat, "el Amigo del Pueblo", en su bañera el 13 de julio de 1793. Ese gesto la convirtió en la heroína de todo un pueblo. Inmediatamente arrestada, su juicio se tradujo en una predecible condena a muerte. El 17 de julio de 1793, hacia la 19 h 00, fue guillotinada. En un gesto del verdugo, que quiso así humillarla, abofeteó su cabeza recién decapitada y sus mejillas enrojecieron para sorpresa de los testigos. Tenía 25 años.

    0 0
  • 12/14/14--06:40: CURIOSIDADES -169-
  • "Por Casquivana"



    Lady Elizabeth Vernon (1572-1655), fue la Primera Dama o Jefa de las Damas de Compañía que conformaban el séquito femenino de la Reina Elizabeth I de Inglaterra e Irlanda (1533-1603). Sobre éstas reinaba un férreo control y unas normas que nunca podían ser infringidas: la soberana les exigía virtud, fidelidad, decoro y castidad, y no podían casarse sin el previo consentimiento de su reina.



    En el caso de Elizabeth Vernon, apúntese que cayó enamorada del cortesano Henry Wriothesley, 3er. Conde de Southampton, y que se convirtió en su amante. Para desgracia suya, su secreto amorío le haría caer encinta y en desgracia. Preñada accidentalmente por Lord Southampton, tuvieron que casarse deprisa y corriendo en el más absoluto secreto en 1598.
    Descubierto el pastel, la reina se enfureció al enterarse que la jefa de sus damas había roto sus votos, y mandó a la "casquivana traidora" a expiar su imperdonable traición en una celda de la cárcel de Fleet, donde parió a una niña: Lady Penelope Wriothesley.

    Con el tiempo, la hija de Elizabeth Vernon y Lord Southampton, casaría con Sir William Spencer, 2º Barón Spencer de Wormleighton, dándose el caso de que ambos son los antepasados de la difunta Princesa Diana de Gales y de los Príncipes William y Harry de Gran-Bretaña.

    0 0
  • 12/16/14--13:20: Anécdotas Históricas -260-


  • Un día en que el pobre Vizconde de Mirabeau, André Boniface de Riquetti, hermano menor del célebre y brillante tribuno de los Estados Generales, también elegido diputado como él, se fue a ver a su padre el Marqués de Mirabeau, para someterle un proyecto de discurso, el "Amigo de los Hombres" le miró con desdén y le propinó a modo de bofetada:

    -"¡Cuando se tiene a un hermano como el vuestro en los Estados Generales y que somos vos, dejamos hablar a su hermano y guardamos silencio!"

    Anécdota de: Victor de Riquetti, 2º Marqués de Mirabeau (1715-1789) & André Boniface de Riquetti, Vizconde de Mirabeau (1754-1792).

    0 0
  • 12/18/14--03:18: Frase de Cine


  • -"Una falta de compasión puede ser tan vulgar como un exceso de lágrimas."

    Frase de: Dame Maggie Smith, actriz (n.1934) aka Lady Violet Crawley, Condesa Vda. de Grantham in "Downton Abbey"de Julian Fellowes, Serie TV de Independent Television & Public Broadcasting Service, 2014. 

    0 0

    LA HORRIBLE MUERTE DE GLORIANDE DE THÉMINES
     
     

    Gloriande de Lauzières de Thémines (1600?-1648), pertenecía a una linajuda familia de la nobleza de espada francesa, y era hija de todo un Mariscal de Francia, Pons de Lauzières de Cardaillac, Señor de Thémines (1554-1627), y de Catherine d'Hébrard de Saint-Sulpice, nieta por su madre de una Gontaut-Biron. Tenía por hermanos a:

    -Antoine de Lauzières de Cardaillac, 1er. Marqués de Thémines (c.1590-1621)

    -Charles de Lauzières de Cardaillac, Conde de Thémines (ob.1621)

    -Claudine de Lauzières de Cardaillac (ob.1621)

    Su hermano mayor, Antoine, se había batido en duelo con Henri du Plessis de Richelieu, hermano del futuro cardenal, y lo había atravesado con su espada en abril de 1619. Apenas dos años después de ese "asesinato", caía muerto en el asedio de Montauban a la edad de 31 años, dejando tras de si a una desconsolada viuda y a una niña. El año 1621 fue, desde luego, una fecha fatídica para los hermanos y hermana de Gloriande de Lauzières, ya que murieron todos.



    El martes 1 de febrero de 1622, su padre la casaba con un curtido a la par que nobilísimo teniente-general de 32 años, el vizconde Louis VI d'Arpajon (1589-1679), Marqués de Séverac y Conde de Rodez, entre otros títulos. La unión parecía brillante, prestigiosa y ventajosa. La diferencia de edad de los flamantes esposos era un mal menor. Cinco años después, el Mariscal de Thémines moría sin haber tenido el gusto de ver a su hija convertida en madre.

    Diez años después de la boda, Gloriande dio por fin a luz al deseado heredero y luego a una niña:

    -Jean-Louis d'Arpajon, Marqués d'Arpajon (1632-1699)

    -Jeanne Louise d'Arpajon (ob.1700)

    En 1634, el futuro Duque d'Arpajon dejó a su esposa en su castillo de Séverac para enfundar la armadura y ejercer su oficio de soldado. Luis XIII le había encargado marchar sobre Nancy e invadir el ducado de Lorena. Luego se vio involucrado en la Guerra de Sucesión del Ducado de Mantua, conquistó el Franco-Condado, asedió y tomó la ciudad de Trêves, redujo la ciudadela de La Mothe-en-Bassigny y, en Artois, barrió la caballería española ante los muros de Saint-Omer. En 1645, encabeza la expedición para defender la Isla de Malta del ataque de la Armada Otomana. En 1647, y por espacio de 18 meses, es convertido en el Embajador de Luis XIV de Francia ante el rey Ladislao VII de Polonia y enviado a la corte polaca.

    Sintiéndose sola en su castillo de provincias, la Marquesa de Séverac encontró la distracción perfecta para amenizar sus largas noches, tomando por amante a un apuesto y joven gentilhombre de los alrededores. Pero la falta de discreción de la marquesa pronto fue motivo de habladurías entre la servidumbre del castillo y en el pueblo.

    Cuando el marqués regresó de su embajada polaca en 1648, no faltaron malas lenguas para contarle con pelos y señales las infidelidades de su esposa. El marqués cornudo, furioso al verse convertido en el hazmerreír de la región, rumió su venganza para lavar semejante afrenta. Apenas llegado a Séverac, mandó secuestrar al amante de su mujer y tirarlo en uno de los lóbregos calabozos de su castillo. En cuanto a la marquesa, ésta se vio encerrada en sus aposentos.

    Días después, Gloriande fue "invitada" a reunirse con su esposo para emprender un peregrinaje de arrepentimiento y penitencia a Nuestra Señora de Ceignac. En el curso del viaje y a la altura de las montañas de los Palenges, cerca de Rodez, el convoi se salió de la ruta para adentrarse en lo más profundo del bosque. Llegados en medio de ninguna parte, la marquesa fue violentamente arrancada de la carroza por los soldados de su esposo, tirada al suelo e inmobilizada por éstos. El barbero del marqués, a una señal de su amo, abrió las venas de la desgraciada con su escalpelo. Los gritos de desesperación de la marquesa retumbaron por el bosque en vano. Cuando el marqués tuvo por seguro que la marquesa había perdido la cantidad suficiente de sangre para no sobrevivir, los soldados la levantaron y la devolvieron al carruaje para reconducirla inmediatamente al castillo de Séverac. Apenas llegada, exhaló su último aliento, totalmente desangrada.

    La muerte de la dama fue cínicamente declarada "por causas naturales", el castillo se engalanó de crespones negros y el marqués, con gran boato y mal disimulada satisfacción, acompañó el féretro de la difunta para darle sepultura en el panteón familiar.

    Sin embargo, la versión oficial de la muerte repentina de Gloriande no engañó a nadie, y el Marqués de Séverac, como cuenta el Duque de Saint-Simon, se defendió muy torpemente de las acusaciones de asesinato. El escándalo estaba servido pero, considerando su alto rango y sus eminentes servicios a la Corona, el homicida Louis d'Arpajon no tuvo motivos para inquietarse y se corrió un tupido velo sobre el asunto. Para colmo, se presentaron ante él varios señores de los mejores linajes de Francia ¡para proponerle la mano de sus hijas!

    Su segunda esposa fue, obviamente, una damisela de muy buena familia: Marie de Simiane que, por desgracia, falleció de sobreparto en 1657.

    En setiembre de 1650, Luis XIV había convertido al Marqués de Séverac en el 1er. Duque d'Arpajon con paridad francesa, para recompensar sus preciosos servicios al frente de sus ejércitos, y por haber sido un brillante diplomático en Varsovia.

    Nueve años después, el 24 de julio de 1659, contrajo nuevas nupcias con Catherine Henriette d'Harcourt-Beuvron (1621-1701), hija de los ilustres Marqueses de Beuvron que, apenas dos años después le dio una hija, que sería el único fruto de ese tercer matrimonio.

    El odio del duque hacia la memoria de Gloriande, le empujó, más allá de la muerte de la adúltera, a desheredar al hijo que había tenido de ella, Jean-Louis, en provecho de los futuros hijos de su tercer matrimonio, y así lo hizo el 4 de marzo de 1660. Para ese hijo renegado, vengar a su madre se convirtió en una auténtica obsesión. Denunciaba, ante cualquiera que quisiera oírle, a su padre, señalándole como el vil autor de la muerte de su madre, e incluso llegó a tomar las armas contra él y a casarse con una damisela pese a su oposición. La noche del 19 de febrero de 1660, Jean-Louis asaltó el castillo de Séverac y lo ocupó durante todo un mes, librándose al pillaje, al saqueo y a la destrucción de todos sus tesoros. Pero todos sus actos violentos no hicieron más que empeorar su situación y su padre prefirió que su ducado se extinguiera con él antes que transmitírselo, dejándolo bien patente mediante un acta notarial registrado en el Châtelet de París.

    El 1er. y último Duque d'Arpajon se apagaría tranquilamente en abril de 1679, y con él su dignidad ducal, al no ser transmisible por línea femenina. Con su muerte, su castillo de Séverac, tétrico escenario de la muerte de su primera mujer, fue abandonado a su suerte y cayó paulatinamente en ruinas. Un gran incendio en 1766 y la Revolución Francesa hicieron el resto para borrar su antiguo esplendor.


     


    0 0
  • 12/20/14--10:14: Cita de la Semana


  • "Los hombres han sido, son y serán arrastrados por los acontecimientos."

    Frase del: Conde Étienne François de Choiseul, 1er Duque de Choiseul-Stainville y de Choiseul d'Amboise, Par de Francia (1719-1785), diplomático y militar, Ministro de Asuntos Exteriores, de la Guerra, de la Marina y de las Colonias Francesas.


    0 0
  • 12/21/14--05:00: SUTTON SCARSDALE HALL

  • LOS LEKE DE SCARSDALE

    & SUTTON SCARSDALE HALL
     
     
    Los Leke o Leake de Scarsdale, aparte de contar a uno de los suyos como cruzado en la IVª Cruzada y cuya memoria es recordada con una leyenda que, pese a ser encantadora, parece sacada de un cuento de hadas, se hicieron con la finca de Sutton, en el condado de Derbyshire (Midlands, Inglaterra), a través del caballero John Leke de Gotham, en el año 1401. La propiedad y señorío estuvo, hasta entonces, entre las manos de la eminente familia de los Grey.

    En 1457, el hijo y heredero de John Leke de Gotham, William Leke, contrajo matrimonio con Catherine Chaworth, de la que tuvo dos hijos:

    John Leke, que casó con Elizabeth Savage, y su hermano Thomas Leke, que dió a su hija Elizabeth Leke en matrimonio a John Hardwick. De dicha unión, a modo de anécdota familiar, nació la célebre Bess of Hardwick o Lady Elizabeth de Hardwick, que es la antepasada común de dos grandes casas: la de Cavendish, Condes luego Duques de Devonshire, y la de Talbot, Condes de Shrewsbury.

    El hijo de John Leke y de Elizabeth Savage, Sir John Leke, contrajo a su vez matrimonio con Jane Foljambe.

    En 1569, el hijo de ambos, Sir Francis Leke, casó con Elizabeth Paston, y el hijo de éstos, Sir Francis II Leke, casó con Frances Swift y, en 1611, fue creado 1er baronet Leke de Sutton por el rey Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia.


     
    Blasón de la familia Leke, Condes de Scarsdale.

    Hubo de esperar a que Sir Francis III Leke casase con Lady Anne Carey (o Cary), supuesta descendiente de Enrique VIII a través de la filiación paterna (Barones de Hunsdon y Condes de Dover), para que tan ilustre unión se viese coronada con la concesión, en 1645, del título de 1er Barón y Lord Deincourt, y 1er Conde de Scarsdale (asegurándole la entrada en la Cámara de los Lores), de manos del rey Carlos I. Obviamente, Lord Scarsdale fue, en consecuencia, un leal súbdito y defensor de la Corona que andaba tambaleándose por el conflicto civil que se avecinaba. De hecho, durante la guerra civil (Revolución Inglesa), el 1er conde de Scarsdale luchó contra los cabezas-redondas de Cromwell y sufrió asedio en su propia finca solariega de Sutton Hall, negándose a rendirse al enemigo. Finalmente capturado, se le conminó a presentarse ante el parlamento de Derby para que se sometiera a juicio y, sin duda, para verse condenado a pagar una multa desproporcionada por su "rebeldía" y con tal de salvar sus bienes, amenazados de embargo por el Parlamento de Londres y Cromwell. Reacio a someterse, consiguió escapar y tomar un navío para refugiarse con los demás realistas que habían acompañado al Príncipe de Gales a Francia y luego a Holanda.

    Su hijo, Nicholas Leke, 2º Conde de Scarsdale, bajo la Restauración Monárquica de 1660, recuperó la finca de Sutton Hall que había sido saqueada por el ejército de Cromwell, y contrajo matrimonio con la hija de una eminente familia realista, Lady Frances Rich (Casa de Rich, condes de Warwick y de Holland). Él y su sucesor, Lord Robert, 3er Conde de Scarsdale, se esforzaron en devolver a la mansión su antiguo esplendor. Desgraciadamente, de su matrimonio con Mary Lewis, no tuvo descendencia, por lo que la herencia recayó, naturalmente, en su sobrino Nicholas II Leke, Lord Deincourt y 4º Conde de Scarsdale.

    El cuarto conde de Scarsdale tenía grandes planes para Sutton Scarsdale Hall; hizo rediseñar y reconstruir la mansión ancestral en el estilo y gusto versallesco, sin reparar en gastos: suntuoso mobiliario, pinturas al fresco italiano, revestimientos de mármol y de roble, tapices de los Gobelinos, ... y todo eso contando con la ayuda del célebre interiorista Adams. De tal modo que, al morir en 1735, se hallaba cubierto de deudas. Para colmo, muerto sin descendencia varón, la mansión versallesca de Sutton Scarsdale Hall fue subastada y adjudicada a Godfrey Clarke de Somersall (1736).

     
    Retrato de Sir Richard Arkwright (1732-1792), industrial de orígenes humildes que fundó la primera factoría de algodón hidráulica del mundo y patentó la hiladora mecánica, padre de Sir Richard Arkwright Junior y abuelo de Sir William Arkwright. El rey Jorge III de Gran-Bretaña le nombró caballero (Sir) en 1786, concediéndole cartas de nobleza.



    El hijo del nuevo propietario, Godfrey, disfrutó de la finca hasta 1786, fecha en que es nuevamente adquirida por Edward Hilary primero, y por Job Hart Price después. Tras la muerte de Anne Price y de su marido Walter Butler, en 1820, también sin hijos, Sutton Scarsdale Hall es nuevamente vendida a Sir Richard Arkwright Junior (1755-1843), señor del castillo de Willersley y afortunado terrateniente. Tras casi cien años de buena fortuna, Sir William Arkwright (1775-1856), con problemas de fondos, se ve forzado a deshacerse de la propiedad cuyo coste se ha vuelto insostenible. En 1919, Sutton Scarsdale Hall es puesta a subasta y es adquirida tardíamente, a inicios de la década de 1920, por una empresa constructora llamada Haslam Ltd. por la suma de 12.600 Libras Esterlinas (la subasta se inició con el precio de 8.000 Libras) que pretende proceder a la demolición de la mansión dieciochesca y usar sus paredes para instalar allí un almacén destinado a material de construcción. A partir de ese momento, se cometen las peores barbaridades: la mansión es literalmente saqueada; las chimeneas diseñadas por Adams son arrancadas y enviadas a Estados Unidos, a un museo de Philadelphia que las ha adquirido junto con los ornamentos de piedra esculpida que adornaban las escaleras del palacio campestre, los paneles de mármol y de roble de las diferentes estancias corren la misma suerte; lo que no se vende a peso, se quema. Se hunden los tejados para vender los revestimientos de cobre y plomo, las cañerías, todo. En cuanto a las piedras, se las reutiliza para construir viviendas en las zonas de Somersall y de Brampton. El despojamiento es total.

     
     
    Retrato de Sir Osbert Sitwell (1892-1969)


    Tras la IIª Guerra Mundial, en 1946, la propiedad se halla tan desastrosamente deteriorada que se planea su demolición total; pero, tres días antes de que las grúas iniciaran su cometido, Sir Osbert Sitwell consigue paralizar la destrucción, después de haber sido convencido por un residente local llamado Harold Taylor, de comprar la finca y sus ruinas. Semejante acto de generosidad consigue salvar lo poco que quedaba de la casa solariega de los condes de Scarsdale. Desde entonces, sus nuevos propietarios (la familia Sitwell), con la colaboración del ayuntamiento local y de las autoridades estatales para la preservación de la herencia artística nacional de las Midlands, han dedicado sus esfuerzos en apuntalar sólidamente las ruinas de Sutton Scarsdale Hall y proceder a su recuperación.




    EL FANTASMA DE SUTTON SCARSDALE HALL


    La mansión o mejor dicho, las ruinas de Sutton Scarsdale Hall, encierran un enigma fantasmal que ha generado interés entre los investigadores de lo paranormal. Todo empezó cuando en los 60, un vecino de Bolsover y su hijo, andaban merodeando por la finca, se sobrecogieron al ver el fantasma de una "dama blanca" que venía de la vecina iglesia de Saint Mary recorriendo el camino hasta Sutton Scarsdale Hall. La describieron como una mujer vestida y encapuchada de blanco, con dos agujeros en la capucha para los ojos, sin piernas y flotando a poca distancia del suelo, y profiriendo gritos de bebé cuando no llorando como una mujer atormentada.

    El vicario de Saint Mary's Church, sabedor de la existencia fantasmal, confesó que aquella ocasionaba muchos problemas en su parroquia: ruidos infernales, lamentos, gritos, lloros, y movimientos repentinos de bancos y enseres religiosos. Semejantes poltergeists han contribuido a sembrar, más de una vez, el pánico entre los feligreses.

    Sin embargo, aún no se explica nadie quién es esa "dama blanca" ni por qué recorre siempre el mismo camino que va desde Saint Mary hasta Sutton Scarsdale Hall.

    Otros investigadores han conseguido, sin embargo, captar espeluznantes sombras paseándose por las estancias desnudas de la mansión de Sutton Scarsdale Hall.


    0 0

     
    Tommaso Giovanni ALBINONI
    1671 - 1751
     
    CONCERTO PARA OBOE OP. 7 Nº 1-8 
     
     


older | 1 | 2 | (Page 3) | 4 | 5 | .... | 14 | newer